Páginas vistas en total

domingo, 25 de septiembre de 2011

Una sonrisa tras otra

Una sonrisa tras otra

La historia trata de un hombre que es tan feliz que ya lo no puede ser mas así que se propone viajar por todo el mundo en busca de gente que esta triste y devolverles la felicidad pasando un bue rato con ellos y haciéndoles reír. Después de pasar por la India, China, Japón, Suecia, Francia acabo llegando a España y fue a visitar Madrid. Y allí conoció a una chica que lleva meses en depresión y a estado a punto de suicidarse varias veces y el al conocerla, no solo le devolvió la felicidad sino que la enamoro y viceversa.

La chica le acompaño a todos sus viajes y pasaron juntos por momentos inolvidables, desde atracos a movimientos pacifistas en grandes ciudades como Berlin y Londres. Pero al hospedarse en Londres durante dos semanas los dos se sintieron muy a gusto en un piso que alquilaron. No era excesivamente grande pero era muy acogedor.

Después de vivir en Londres durante dos meses, ambos habían encontrado trabajo. El como psicólogo y ella como profesora en un colegio de secundaria, ella daba clases de lengua castellana.
Una noche que salieron a cenar a un restaurante muy lujoso, cosa que no era normal ya que él era muy tacaño. Al llegar a los postres el se le declaro y le pido la mano. Ella se emociono y le dijo que si entusiasmada.

Al cabo de los años él se volvió un psicólogo extremadamente famoso y empezó a ganar el suficiente dinero para poder comprar una casa mas grande, y de esa forma poder tener hijos con su esposa. El le propuso a ella dejar de trabajar a cambio de que cuidara de la casa y de sus hijos. Los dos envejecieron felizmente con sus hijos.

domingo, 18 de septiembre de 2011

en el paso de abbey road

El famoso paso de Abbey Road



Era un soleado día. Aquel hombre paseaba por un parque como de costumbre. No estaba a más de 50 metros del famoso paso de Abbey Road, por donde el grupo de los Beatles pasó. Todo estaba muy tranquilo, como de costumbre. Los niños jugaban, los abuelos charlaban sentados en los viejos bancos de madera mientras los jóvenes paseaban y charlaban. Pero aquel día él se había levantado de la cama con una ligera sensación de terror, y aquella sensación de cada vez aumentaba más. A los 15 minutos de pasear por el parque oyó un ruido muy fuerte, parecía un grito, y se dirigió para allá, era por el paso de Abbey Road. Como médico se dirigió rápidamente hacia donde parecía haber habido algún accidente.

Al llegar vio una cosa espantosa, En cada linea blanca del paso de Abbey Road había una cabeza. Al verlo se quedó en estado de shock pero enseguida reaccionó y vio a aquella niña que antes gritaba, llorando en una esquina al otro lado del paso. Las cabezas habían sido degolladas...

Aquel hombre intentaba entender lo que pasaba pero, de repente, se dio cuenta de que cada cabeza había recibido un disparo en la frente. Al lado de la niña había una escopeta manchada de sangre. Cuando el hombre miró hacia los lados todo se había vuelto desierto, solo existía la niña y él. Cuando se decidió a cruzar... Su cabeza fue la siguiente en posar en aquel famoso paso de Abbey Road...