Páginas vistas en total

jueves, 6 de junio de 2013

Conocimiento líquido en la realidad del estudandte

     Todo el mundo que empieza a montar a caballo clasifica a estos animal por sus colores, y no por sus capas. Por ejemplo, la gente que empieza, cuando ve a un caballo marrón, lo clasifican como un caballo marrón sin más, aunque realmente debería de ser llamado un caballo castaño, al igual que cuando ven un caballo blanco o gris lo llaman por eso, por sus colores, cuando deberían de llamarse caballos tordos. Pero a medida que uno se adentra en el mundo ecuestre va aprendiendo como se clasifican las capas de caballos, y este conocimiento puede conseguir a través de escuchar a gente más experimentada que tu y que llevas más años en el mundo e inconsciente e indirectamente uno acaba llamando a los caballos por sus capas y no por sus colores.


martes, 4 de junio de 2013

El valor del fracaso


El valor del fracaso es imprescindible en la vida de cualquier ser humano, ya que antes de llegar a el nos vemos expuestos a decidir que caminos tomar, y el hecho de ser capaces de decidir si intentarlo, y poder triunfar o fracasar, o no intentarlo es lo que verdaderamente nos hace que el ser humano sea un ser libre.

El hecho de poder fracasar es una experiencia positiva ya que nos permite conocer lo que rodea y no forma parte de nuestra zona de confort.

Cuando fracasamos en el tema que sea tenemos la oportunidad de aprender de nuestros errores y de esta manera poder prosperar más adelante.

Aunque está claro que vivir sin la preocupación de poder fracasar es mucho más relajante, y para algunas personas es más recomendable

¿Pero acaso no es más estresante vivir sin conocer? Una de las maneras más factibles para conocer cosas nuevas y ampliar la zona de confort es mediante el fracaso ya que es lo que nos hace darnos cuenta de lo que no hay que hacer y por qué. Y partiendo de este fracaso podemos hacer lo que sea que hagamos pero de una manera correcta.

Atendiendo a los razonamientos expuestos, podemos confirmar la teoría de que el fracaso es un valor positivo e imprescindible que ha de formar parte de la vida del ser humano, ya que no vale la pena dejar de aprender por temor a fracasar.